El Diseño de Pistas de Salto.

En el Uruguay y el Mundo.​

"El éxito o fracaso de una competencia de salto, depende en gran parte de la idoneidad del Diseñador y de la eficiencia del Jurado, ya que ambos dirigen integralmente la conducción técnica de un concurso. El fracaso se traduce normalmente en una frustración para el jinete, golpes y retrocesos en la confianza para el caballo, incrementándose esto cuando alguno o ambos adolecen de experiencia deportiva. Significa, además, un espectáculo desagradable que afecta la imagen del deporte ante el público en general."

Si un país cuenta con diseñadores que actúan en forma profesional, actualizados técnicamente, coherentes en sus recorridos para con el nivel de los binomios para los que diseña y teniendo en cuenta el objetivo de cada concurso para el que es contratado, seguramente ese país tendrá uno de los insumos fundamentales de todo este deporte asegurado. ​​

 

De lo contrario, está destinado al fracaso y posiblemente solamente adquiriendo caballos ya experientes o por lo menos iniciados y formados en otros lugares donde sí se puede "fabricar" y madurar un caballo para alcanzar sus máximos niveles, o las excepciones que confirman la regla, tendrán el éxito esperado y/o alcanzarán sus máximas posibilidades.